Saltar al contenido
Lolo Pepe

Balance general de una empresa

Como ya hemos visto en artículo de contabilidad financiera, uno de sus objetivos es proporcionar a los usuarios externos una imagen fiel del patrimonio de la empresa.

El patrimonio es el conjunto de bienes, derechos y obligaciones de una persona.

Para mostrar estos bienes, derechos y obligaciones se usa el balance.

Que es el balance de una empresa

El balance de una empresa es su inventario global, es decir, un recuento físico de todos los bienes, derechos y obligaciones en un momento determinado.

El balance forma parte de las cuentas anuales

Cada uno de estos bienes recibe el nombre de elemento patrimonial.

Para que esta representación sea más ordenada, agrupamos estos elementos patrimoniales en conjunto de elementos patrimoniales, con una función económico-financiera similar.

  • Las masas patrimoniales de mayor nivel agrupan más elementos patrimoniales, pero con una función menos homogénea.
  • Por otro lado, las de menor nivel agrupan menos elementos patrimoniales, pero con una función mas homogénea.

Para que puedan agruparse, es necesario que se expresen en la misma magnitud: La unidad monetaria.

El patrimonio neto en el balance de situación

Gracias a esta agrupación, el patrimonio neto queda muy reflejado en el balance.

La forma de calcular el patrimonio neto lo que hacemos es, restar las obligaciones a los bienes y derechos.

Así que en resumen, el balance es un inventario global con los elementos patrimoniales agrupados y valorados siguiendo unos procedimientos contables.

Proceso de elaborar un balance a partir de un inventario físico

Lo más habitual que encontramos es esto. Primero realizamos un inventario físico de todo lo que tenemos, ahí incluimos:

  • Todos los bienes físicos tangibles productos, materias primas, mobiliario, terrenos, edificios, etc. (Más adelante los veremos en profundidad)
  • Todos los bienes intangibles, como licencias de aplicaciones informáticas, concesiones, patentes, etc.
  • Todas las deudas que tenemos con bancos, proveedores, empleados…
  • Todas lo que nos deben, facturas que aun no están pagadas, anticipos a empleados, fianzas, etc.

Una vez que hemos recabado la información sobre todo lo que tenemos y lo que debemos, pasamos a valorarlos, unirlos en conjuntos de elementos patrimoniales y añadirlos al balance.

Las masas patrimoniales de primer nivel

Las masas patrimoniales de primer nivel son tres: (Hablaremos de ellos en mayor profundidad en los siguientes apartados, pero para que te hagas una idea)

  • Activo (inversiones o estructura económica): Son los bienes y derechos de la empresa
  • Pasivo (financiación): Son las obligaciones de la empresa
  • Patrimonio Neto: Es la diferencia entre el activo y el pasivo. Puedes entenderlo como, lo que tienen los socios o lo que la empresa debe a los socios.

Representación de el balance

Resumiendo un poco lo dicho anteriormente, en el balance representamos los activos, es decir, el destino que damos a los recursos obtenidos por la empresa, los pasivos, es decir, los recursos adquiridos de terceros y el patrimonio neto, es decir, los recursos adquiridos de los propietarios.

De esta manera queda claro que todos los activos que una empresa adquiere, lo hace a partir de recursos de terceros o de sus propietarios.

El balance se representa en dos columnas, a la izquierda se anota el activo, y a la derecha el pasivo y el patrimonio neto.

De esta manera se cumple el principio de dualidad, el cual indica que toda causa tiene un efecto y todo efecto tiene una causa.

Activo = Pasivo + Patrimonio Neto

Principios contables de un balance

Ya hemos hablado del principio de dualidad, por el cual puedes entender que todo aumento del activo sucede por un aumento del pasivo o del patrimonio neto, y toda reducción del pasivo o patrimonio neto causa una disminución del activo.

Aquí tenemos que tener en cuenta también dos más:

  • Principio de no compensación:

    Este principio impide que compensemos dos partidas aunque tengan el mismo origen, ya que se perdería información importante.
    (Por ejemplo una deuda de un proveedor a nosotros y de nosotros a un proveedor, pero de operaciones distintas)

    En este ejemplo, la deuda del proveedor a nosotros aparecería en el activo y nuestra deuda pendiente en el pasivo. Y no podemos compensar una con otra.
  • Principio de importancia relativa:

    Admite que no se cumplan estrictamente alguno de los principios y criterios contables cuando este efecto no afecte a la imagen fiel de la empresa.

    De esta manera podemos evitar los costes de una información más detallada y precisa de la requerida para la toma de decisiones.

    De esta manera se aceptan pequeños errores de valoración de activos o pasivos, o el agrupamiento de partidas con poca relevancia, que en principio deberían estar desglosadas.