Saltar al contenido
Lolo Pepe

Que es el activo

La definición de activo es:

Bienes, derechos y otros recursos controlados por la empresa de los que se espera que la empresa obtenga beneficios o rendimientos económicos en el futuro.

Es decir, que los activos deben tener valor de uso o intercambio.

Valor de uso: Es la capacidad para ser utilizado de forma eficiente en el proceso productivo. (Por ejemplo la maquinaria o las materias primas).

Valor de intercambio: Es la capacidad de ser vendido, cambiado por otro activo o utilizado para cancelar obligaciones (pasivo). (Por ejemplo, el dinero en efectivo, un producto terminado, o un producto comprado para venderlo).

Otra característica principal del activo es que la empresa ejerce un control económico sobre ello. (Salvo casos excepcionales)

(Por ejemplo, hay casos determinados en los que hay que reconocer un alquiler como activo. Aunque el activo es propiedad del casero y no de la empresa, esta puede estar obligada a reconocer el derecho que tiene a usarlo a largo plazo)

Clasificación de los activos

Los conjuntos patrimoniales de primer nivel pueden descomponerse en conjuntos patrimoniales de segundo nivel y posteriores, englobando funciones más homogéneas.

  • Inmovilizados o activos no corrientes: Aquí están incluidas las inversiones inmobiliarias, financieras y aquellos otros activos que se esperen que van a permanecer en la empresa durante más de un año.

    • Inmovilizado material: Incluye activos no corrientes de naturaleza tangible distintos de las inversiones inmobiliarias.

      Son inmovilizados materiales:
      • Los terrenos
      • Las construcciones
      • La maquinaria
      • El utillaje (Las herramientas)
      • Equipos para procesos de información
      • Mobiliario
      • Elementos de transporte
      • Instalaciones técnicas
      • Anticipos para inmovilizaciones materiales
    • Inmovilizado Intangible: Son activos no financieros, sin apariencia física pero susceptibles de valoración económica.

      Son básicamente derechos de uso como:
      • Propiedad industrial (patentes, licencias, marcas)
      • Aplicaciones informáticas (Licencias)
      • Concesiones administrativas
      • Anticipos para inmovilizaciones intangibles
    • Inversiones inmobiliarias: Son los inmuebles que se posean para obtener rentas, plusvalías o ambas, en lugar de ser empleadas para el desarrollo de la empresa.

      (Producción de bienes o servicios, soportar procesos administrativos ser vendidos en el curso ordinario de las operaciones)
      • Terrenos
      • Construcciones
      • Bienes naturales
    • Inversiones financieras a largo plazo: Expresan las inversiones en el capital de otras empresas o préstamos concedidos que esperan liquidarse a largo plazo.
      • Acciones
      • Participaciones
      • Obligaciones
      • Bonos
      • Pagarés
      • Deuda pública
  • Activos Corrientes: Son aquellos activos que la empresa espera vender, incorporar al proceso de producción (consumir) o realizar en el transcurso del ciclo normal de explotación.

    Se entiende por ciclo normal de explotación el período de tiempo que transcurre entre la adquisición de los activos que se incorporan al proceso productivo y la realización de los productos en forma de efectivo o equivalentes al efectivo.

    También se incluyen aquellos que aunque no se incorporan al ciclo de producción, su vencimiento, enajenación o realización se espera que se produzca a corto plazo (Menos de un año).
    • Existencias: Son bienes adquiridos a terceros o fabricados por la empresa, susceptibles de almacenamiento y cuyo destino es incorporarlo al proceso productivo o su venta.

      Son existencias:
    • Las materias Primas
    • La mercadería (Los artículos comprados para venderlos)
    • Los productos terminados
    • Los productos semiterminados
    • Productos en curso
    • Material de oficina
    • Otros aprovisionamientos (Aceite para las maquinas)
    • Los residuos
    • Los anticipos a proveedores (Ya que se convierten en existencias en un corto período de tiempo).
  • Deudores comerciales: Son los créditos derivados de las operaciones de la empresa, concedidos a los adquirientes de bienes o servicios.

    Son deudores comerciales:
    • Los clientes (que tengan facturas pendientes de pagar o cartas de pago)
    • Otros deudores (Compradores de servicios pero que no constituyen una actividad principal)
    • Derechos sobre las administraciones publicas (Cantidad pendiente de cobrar de hacienda)
    • Anticipos concedidos a los trabajadores
  • Inversiones financieras a corto plazo: Inversiones en el capital de otras empresas o préstamos concedidos que esperan liquidarse a corto plazo.

    (Los deudores comerciales están excluidos de esta categoría)
    • Acciones
    • Participaciones
    • Bonos
    • Pagarés
    • Deuda pública
  • Tesorería: Son los medios líquidos, es decir, el dinero en caja o en las cuentas del banco.

Es importante que tengas en cuenta que…

Las agrupaciones patrimoniales dependen de su función y no de su naturaleza. Por ejemplo:

Una empresa que fabrica muebles, tendrá los escritorios que utiliza en la oficina como mobiliario, sin embargo, los escritorios que va a vender, serán existencias.

Y depende de si lo fabrican ellos mismos o simplemente los revenden, serán productos terminados o mercaderías.

También es importante saber…

Existen mercaderías que pueden permanecer más de un ejercicio (año) en el patrimonio sin que deba considerarse como activo no corriente.

Por ejemplo los astilleros, constructoras, bodegas o secaderos de jamones.

Valoración de los activos

La valoración es el proceso por el que se asigna un valor monetario a cada uno de los elementos integrantes de las cuentas anuales.

De momento valoraremos los activos por su coste histórico, es decir, el precio de adquisición o coste de producción. O por su valor razonable.

  • Coste histórico: Es su precio de adquisición o coste de producción.
    • Precio de adquisición: Se aplica a los activos que hemos comprado a terceros. Aquí se incluyen:
      • El importe facturado por el vendedor
      • Los gastos ocasionados de la adquisición (ej. Transporte)
      • En algunos casos, el gasto necesario para que esté en condiciones de uso. (ej. Montaje)
    • Coste de producción: Se aplica a los activos montados, producidos o construidos por la empresa. Incluye:
      • Precio de adquisición de las materias primas.
      • Coste de mano de obra
      • Energía
      • Y el resto de costes utilizados en la transformación, creación o montaje del producto
  • Valor razonable: Se considera valor razonable aquel importe por el que puede ser adquirido un activo, entre partes interesadas en la transacción.

    No se considera valor razonable aquel que sea resultado de una transacción forzada, urgente o como consecuencia de una liquidación involuntaria.

    Idealmente, el valor razonable es un valor de mercado fiable, preferiblemente el precio de mercado de ese activo.

    En caso de no existir un mercado activo donde averiguar el precio de mercado, se obtendrá aplicando modelos y técnicas de valoración.

    Por ejemplo, con referencias a transacciones recientes de activos similares.